¿Es el ozono una solución para eliminar la contaminación?

¿Es el ozono una solución para eliminar la contaminación?

Cada año mueren 800.000 personas en Europa como consecuencia de la contaminación que sufre el Viejo Continente y que trata de paliar con medidas de concienciación y normativas para cumplir la ley y evitar contaminar de más. Y es que el aire que respiramos no es saludable, de hecho, unos 15 millones de españoles respiramos aire en mal estado. Sin embargo, un aliado para arreglar este problema está más cerca de lo que parece. Se trata del ozono. Este gas incoloro llamado O3 o ozono es una solución para eliminar la contaminación.

Eso sí, posible solución que no definitiva. El gas se usa en entornos industriales para erradicar todo tipo de bacterias y desinfectar líquidos como el agua. Es tan eficaz que además de considerarse el desinfectante más potente de toda la naturaleza se usa para la desinfección de aguas residuales así como en piscinas, recintos deportivos y en purificadoras.

Por no mencionar que el agua descontaminada que se consigue con la desinfección usando ozonificadores es totalmente válida para entornos sanitarios así como también su aplicación como tratamiento de medicina llamado ozonoterapia.

En definitiva, el ozono es una opción muy interesante para descontaminar todo tipo de ambientes y entornos, sean de agua o aire para erradicar las partículas contaminantes que haya en el mismo.

¿Cómo cuidar el aire que respiramos?

En el caso del aire que respiramos es difícil evitar respirar aire contaminado si vivimos en una zona de alta concentración de partículas como las grandes ciudades y capitales, Madrid entre ellas.

Existen normas y consejos para paliar el problema como es la compra de automóviles eléctricos y poco contaminantes o bien el uso de las bicicletas, el transporte público y otras medidas que intenta aplicar las Autoridades y distintos gobiernos.

Sin embargo, aunque se reduzcan los niveles de concentración de partículas como dióxido de nitrógeno u otras partículas presentes contaminantes en el aire, lo cierto es que existen muchas otras como PM10, ceniza y hollín cuyos niveles siguen siendo un riesgo y una preocupación para el gran público en general.

Además, en algunos casos el ozono también está presente en la composición de estas partículas contaminantes. Eso sí, se trata del ozono malo que no el bueno.

Y es que el efecto del ozono malo puede ser un peligro, pero es compensado en gran parte por el poder del ozono bueno. De hecho, el ozono tiene grandes efectos positivos en la gente, sólo hay que saber usarlo, en especial, con las máquinas y el tratamiento adecuado.

Y es que como casi siempre la clave es un uso responsable para evitar respirar aire en mal estado. Sin embargo, no podemos evitar respirar el aire en todo momento, por lo que debemos tener cuidado en qué zonas vamos.

Por ejemplo, si usamos el coche es lógico pensar en renovar los filtros de aire para que el aire que entra en el interior del coche no sea vea contaminado por el exterior.

Respirar aire limpio de forma diaria

Además de los filtros del aire, también es conveniente pensar en cambiar el filtro del combustible y si nuestro coche tiene climatizador o aire acondicionado hacer algo parecido con el gas y el sistema del climatizador.

Si trabajamos en oficinas que tienen aire acondicionado es conveniente hacer paradas cada hora y tratar de salir a respirar aire fresco al menos un par de veces al día. No sólo para despejar, sino también para liberar la mente y el cuerpo.

En la medida de lo posible es bueno dar paseos diarios y acudir a parques y zonas verdes donde haya pocos coches y tráfico. Esto es conveniente no sólo para peatones y usuarios de coches, sino también para ciclistas y trabajadores de todo tipo.

Por otro lado, en casa es conveniente airear las habitaciones una vez al día y en caso de estar en una zona con gran contaminación usar las persianas bajadas para evitar que las partículas se queden dentro.

Lo ideal es crear una corriente de aire para que el aire interior se ventile y se renueve. Esto se consigue abriendo varias ventanas situadas en diferentes puntos de la casa.

El uso de los ventiladores también ayuda con este problema. Los ozonificadores también pueden ser usados, en especial, en entornos que están cerrados y tienen poca ventilación como invernaderos, bares, restaurantes, etcétra.

El ozono, una solución descontaminante

El ozono es capaz de limpiar el aire en cualquier habitación sin importar su tamaño y concentración de partículas por el mero hecho de su poder desinfectante y capacidad oxidante.

Los ozonificadores son usados en la industria de la alimentación y por bomberos para la limpieza de equipos y desinfección en general. Lo mismo sucede en el ámbito doméstico. De igual forma que hay ozonificadores para el agua los hay para limpiar el aire que respiramos.

Se trata de una forma eficaz de controlar el aire que respiramos y es que no podemos salir fuera y respirar aire contaminado en la oficina o el trabajo, pero sí en nuestra casa.

¿Quieres saber más sobre los ozonificadores? Consulta nuestros modelos de ozonificadores y descubre todas sus posibilidades.

Esperamos que te haya gustado este artículo y que sigas nuestro blog donde publicamos noticias del mundo del ozono.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies