Carencias en cultivos de marihuana, sintomas y consecuencias

Carencias en cultivos de marihuana, sintomas y consecuencias

A menudo los cultivadores nos encontramos con problemas de carencias en cultivos de marihuana. Las carencias suelen ser una inadecuada alimentación de algún elemento nutritivo esencial en un momento puntual en la vida de las plantas. Estos elementos nutritivos se encuentran disponibles en los abonos, así que dependiendo del que utilicemos y cómo lo utilicemos podremos tener un cultivo sano y sin carencias.

En realidad, aunque parezca que sí, no es difícil mantener nuestras plantas de marihuana perfectamente nutridas siempre y cuando utilicemos fertilizantes completos y controlemos la calidad del agua y su concentración de sales para no crear conflictos entre los diferentes minerales que aportamos a nuestras plantas. Debemos tener claro que no basta con comprar un abono especifico para marihuana, sino que también el PH se debe controlar, estabilizar y variar según el tipo de cultivo realizado, ya sea en un cultivo hidropónico o en tierra tanto en pleno suelo como en maceta.

Elementos nutritivos para tener un cultivo de #marihuana sano y sin carencias Clic para tuitear

Hoy desde Indizono, vamos a hablar de los síntomas de cada una de las carencias en cultivos de marihuana y sus consecuencias en la salud de la planta y además vamos a desvelar ciertos trucos a la hora de fertilizar que pueden prevenir o curar problemas de este tipo.

Carencia de Nitrogeno (N)

El nitrógeno es uno de los elementos más importantes que una planta necesita ya que aporta proteínas, clorofila (hoja verde), vitaminas y hormonas. Está involucrado en todas las reacciones enzimáticas y desempeña un papel activo en el metabolismo de la planta, por lo tanto es el elemento que en mayor cantidad es requerido por la misma.

Su carencia o falta es muy fácil de reconocer ya que las hojas viejas se vuelven amarillas y se queman las puntas. Posteriormente se caen las hojas más viejas, se atrofia el crecimiento y el color de casi todas las hojas se pone verde pálido. Crecen así unas plantas raquíticas con tallos pequeños que al tacto están blandos y no se sostienen bien, son deformes y pueden adquirir tonos rojizos. Además, los brotes no alcanzan su desarrollo completo.

Así que unos fertilizantes de crecimiento o aportes de abono sólidos en la tierra que contengan nitrógeno, no deben faltar en el cultivo de marihuana hasta que empiecen a brotar las primeras flores.

Carencia de Fosforo (F)

Sobre todo para las plantas jóvenes, la presencia de fosforo es indispensable, ya que alrededor de tres cuartas partes del fósforo consumido durante el ciclo de vida de una planta se absorbe durante el primer cuarto de vida. Las mayores concentraciones de fósforo se encuentran en las raíces, las puntas de crecimiento y el tejido vascular. Por ese motivo, este elemento debe ser aportado al comienzo del cultivo y en medida moderada durante la fase de floración.

Los síntomas de estas carencias en cultivos de marihuana incluyen: tallos rojos, crecimiento lento, atrofiado o deformado pero también hojas inferiores de un color verde más oscuro así como hojas amarillentas que se vuelven negras y mueren.

¿La solución? Añadir un fertilizante orgánico que contenga fósforo. Aunque la mejora en las zonas dañadas no se muestre, el nuevo crecimiento será más normal.

Carencia de Calcio (Ca)

El calcio es un elemento que va directamente relacionado con la transpiración de las plantas. Este control de la transpiración se produce en las raíces y los estomas los cuales son unos puntos situados en las hojas, lugar por donde transpira la planta. Su deficiencia por lo tanto puede producir un desarrollo anormal en todo la planta. Uno de los principales síntomas de estas carencias en cultivos de marihuana son las venas de las hojas viejas de color claro y falta de brotes tierno.

Generalmente la causa es el agua de baja mineralización. Sería por lo tanto necesario un pequeño aporte suplementario con algún mononutriente tipo Canna Calcio 15%.

Carencia de Potasio (P)

El potasio es fundamental para garantizar la fuerza y vitalidad de una planta, ya que controla muchos procesos vegetales. Es necesario para todas las actividades que tienen que ver con el transporte de agua, entre otras cosas, y con la apertura y cierre de los estomas en la fase de floración.

Su carencia en las plantas de marihuana tiene los siguientes síntomas: las hojas viejas se vuelven amarillas, primero las puntas, luego toda la hoja. Las hojas se curvan hacia abajo. Las hojas más jóvenes se arrugan y se retuercen. Se mueren los brotes de crecimiento. Los tallos son blandos y no se sostienen o son duros y quebradizos. Sin embargo, el potasio no siempre falta sino que puede ocurrir que esté bloqueado en la tierra a causa de la acumulación de sales, también llamada «Toxicidad por exceso de Fósforo». Si estamos delante de un caso de este tipo podemos comprobarlo fácilmente ya que suelen aparecer manchas marrones en las hojas.

Para solucionar la carencia de potasio hay que lavar la tierra utilizando enzymas y luego fertilizar con un abono alto en potasio, siendo muy cuidadosos y precisos en el proceso.

Carencia de Magnesio (Mg)

Es una de las carencias en cultivos de marihuana más frecuentes. El magnesio es un nutriente consumido en grandes cantidades por las plantas de marihuana, por lo tanto su aportación es fundamental si no queremos que mueran. El magnesio es muy móvil dentro de la planta, por lo que, cuando falta, emigra de las hojas viejas a las jóvenes, manifestándose sus síntomas más típicos en aquellas: las puntas de las hojas primero, y el resto de la hoja a continuación, se ponen marrones con una típicas manchas moteadas de color óxido. Se curvan hacia arriba y luego mueren.

Las causas de carencia de magnesio puede ser varias, pero las más comunes son el exceso de sodio y cloruros que deja el agua del grifo en los sustratos. Muchas veces la mejor opción es aportar magnesio cada dos semanas en tu tabla de fertilizantes e intentar utilizar agua del grifo con una concentración de sales de 0.3-0.4 para poder realizar la mezcla con los abonos asegurándonos que ya contienen unas cantidades adecuadas de Calcio y Magnesio.

Esperamos haber disipado todas tus dudas referentes a las carencias en cultivos de marihuana y si ya has tenido experiencia con algunos de estos problemas y carencias, no dudes en compartir tus sugerencias con nuestra comunidad. ¡Que disfrutes de un buen cultivo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×

¡Hola!

Nuestro horario de atención por WhatsApp es de lunes a viernes de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00. Fuera de ese horario, puedes dejarnos un mensaje o si lo deseas puedes enviarnos un email a hola@indizono.es

×