¿Cuáles son las diferencias entre el ozono bueno y el malo?

¿Cuáles son las diferencias entre el ozono bueno y el malo?

El ozono es una sustancia que se presenta de forma natural en la naturaleza en la atmósfera y tiene diversos efectos tanto beneficiosos como perjudiciales. De hecho, este gas incoloro e inodoro se caracteriza por existir dos clases, el ozono bueno y el ozono malo, cada uno con sus características, puntos positivos y propiedades diferentes.  Las diferencias entre el ozono bueno y el malo dependen de la ubicación donde se encuentre el gas.

Por ello, en este artículo os vamos a nombrar las características de ozono que existen, sus beneficios y propiedades en función de si es ozono malo o bueno.

¿Cuántas capas tiene la atmósfera y dónde se encuentra el ozono?

La atmósfera es una zona de la tierra que rodea a un cuerpo celeste, en este caso la Tierra, pero está formada principalmente por gas. De hecho, es la capa que está situada en el exterior del planeta y por ello es la menos densa al tener menor atracción por la gravedad.

Las capas de la atmósfera se componen de unos 10.000 kilómetros de espesor que rodea la hidrosfera y la litosfera. Principalmente, esta capa está formada por partículas sólidas y líquidas y gases en suspensión que se ven atraídos por el efecto de la gravedad.

La mayor parte del aire, alrededor de un 95 % se encuentra a menos de 30 km de altura. Después en otra capa como es la troposfera se encuentra un 75 % del aire.

La composición interna de la atmósfera es la siguiente:

  • 78% de nitrógeno.
  • 21% de oxígeno.
  • El resto, un 1% en vapor de agua y en una cantidad ridícula de otros gases como el CO o el argón”.

Las funciones de la atmósfera es proteger la vida del planeta al absorber en la capa de ozono gracias al efecto que este ejerce sobre gran parte de la radiación ultravioleta provocada por el sol y limitar las diferencias de temperatura entre el día y la noche. Además, por si fuera poco, la atmósfera minimiza el impacto de los meteoritos al destruirlos parcialmente cuando entran en contacto con ella, en función del tamaño de los mismos.

Las capas que forman la atmósfera son las siguientes:

  • Troposfera. Es la primera capa de la atmósfera terrestre y es la que está en contacto con la superficie terrestre. En este lugar de la atmósfera se producen los movimientos del viento que producen determinados efectos climatológicos como vientos, nubes, lluvias, tormentas y similares.
  • Estratosfera. Es la segunda capa de la atmósfera y está entre los 10 y los 50 kilómetros de altura. En ella se encuentra la capa de ozono bueno ya que nos protege del exceso de los rayos solares. En esta zona además del ozono se encuentran oxígeno, dióxido de carbono en pocas cantidades, pero si se incrementa la de hidrógeno.
  • Mesosfera. Es la capa intermedia y la temperatura que se alcanza en ella puede llegar hasta los – 70 º centígrados en función del a altura.
  • Termosfera o también conocida como Ionosfera. El gas predominante de esta capa es el N o nitrógeno. Se encuentra a unos 90 y 400 kilómetros de altura.
  • Finalmente, nos encontramos la Exosfera en la que hay pocos gases ya que su superficie roza con el espacio exterior y donde hay casi vacío, a unos 580 kilómetros de altitud.

¿Dónde se encuentra el ozono?

El ozono es uno de los gases que menos aporte de composición tiene en la atmósfera y se sitúa en la capa denominada la estratosfera.  El ozono, 03 o gas enriquecido, tiene tres átomos de oxígeno y es imprescindible para mantener el equilibrio y la vida en la Tierra.

Esto es debido a que su producción deriva del oxígeno que está en la atmósfera y limita los rayos solares que entran en la atmósfera al actuar como una especie de parasol o sombrilla.

Diferencias entre el ozono bueno y el malo

El denominado ozono enriquecido bueno o estratosférico se encuentra en la segunda capa de la atmósfera, a una distancia que ronda los 10 a los 20 kilómetros de altura. El ozono de esta capa se diferencia del malo por sus beneficios ya que se compone del oxígeno presente en la atmósfera y actúa en contra de los efectos nocivos del sol.

El principal problema de esta capa es la destrucción de la misma por lo que hay que evitar a toda costa la emisión de gases nocivos provenientes de aerosoles que la destruyen. De hecho, compuestos como los halones que son muy similares a los CFC o Clorofluorocarbonos usados en congeladores, neveras y aparatos de climatización, aerosoles y plásticos expansibles.

Además, también se usa en la industria de la automoción, automotriz, limpieza y la fabricación de envases y similares. Otras causas que hacen que desaparezca la capa de ozono son gases como el flúor y el cloro en forma de sales que se originan de los océanos, erupciones volcánicas y la actividad solar. Esto se debe a que a mayor efecto de los rayos solares también aumenta el ozono, pero también aparecen más óxidos de nitrógeno que reducen la cantidad del gas enriquecido.

Finalmente, el ozono malo o troposférico se ubica en la parte más baja de la atmósfera, la Troposfera. En esta zona se encuentra el aire que nos permite respirar y vivir. El problema de este ozono es que a partir de determinadas concentraciones puede ser dañino para la salud y se debe evitar su formación en estas capas para evitar este problema.

Por otro lado, el ozono estratosférico también se origina a consecuencia de la aparición de contaminantes, gases y actividad humana como los gases de los coches, la industria que forman gases precursores que acaban convirtiéndose en ozono a través de la luz solar y un aumento de la temperatura.

Los umbrales de información y alerta para el ozono se distinguen por les efectos que pueden tener sobre la salud y son los siguientes:

  1. Umbral de información a la población (180 µg/mde media horaria). El aumento de este límite puede causar efectos transitorios y limitados en la salud de los grupos de riesgo como menores y personas mayores.
  2. Umbral de alerta a la población (240 µg/mde media horaria). Si se supera este umbral hay que tener cuidado ya que la población en general puede sufrir efectos como dolor de cabeza, irritación de ojos y tos.

En caso de superarse alguno de estos umbrales, los gobiernos y responsables de la salud informarán inmediatamente a la gente que vive en las zonas afectadas que para reducir los posibles efectos negativos del ozono sobre la salud.

En definitiva, las diferencias entre el ozono bueno y el malo dependen de la zona donde esté el ozono.

Y es que el uso del ozono tiene grandes beneficios para eliminar ácaros, polen, aire contaminado y descontaminación de equipos de trabajo y como alternativa a los pesticidas entre otras ventajas gracias al uso de ozonificadores.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies