Ventilación y temperatura en el cultivo de marihuana: las claves

Ventilación y temperatura en el cultivo de marihuana: las claves

Cuando empezamos un cultivo de marihuana en interior, debemos tener en cuenta varios factores si queremos evitar problemas y sobre todo si queremos tener éxito en nuestro trabajo. Además de la luz y los fertilizantes, la ventilación y temperatura en cultivos de marihuana son unos de los parámetros más importantes para conseguir plantas fuertes y sanas y unas generosas cosechas.

Hoy desde Indizono, vamos a analizar ambos factores y te dejamos unas claves para gestionarlos de la mejor manera y conseguir así un buen cultivo de marihuana sin demasiados quebraderos de cabeza.

Ventilación y temperatura en cultivos de marihuana

Control de la temperatura en una sala de cultivo

Se dice que la temperatura ideal para las plantas de marihuana es de unos 24 ªC, aunque para ser más precisos la sala de cultivo debería estar a 26-28ºC con las luces encendidas y a unos 20ºC con las luces apagadas y nunca debería bajar de los 17 ºC.

¿Qué pasa a temperaturas muy bajas? Las plantas ralentizan su metabolismo, disminuyen su crecimiento y provocan una floración escasa e incluso, en algunos casos más extremos, su muerte.

¿Y a temperaturas muy altas? Las plantas gastan mucha energía en equilibrar la temperatura y eso afecta a la floración y como consecuencia a nuestra cosecha.

Así que debemos tener siempre bajo control la temperatura de la sala de cultivo,  contar con un termostato nos ayudará en la tarea y nos evitará preocupaciones. En el caso de que necesitemos un calefactor para calentar el ambiente, hemos de tener en cuenta la humedad, ya que los calefactores tienden a resecar el ambiente. Pero tampoco olvidemos que el frío tiene sus beneficios. Ante él, la planta crea más cantidad de tricomas de resina, por lo que se aconseja ir disminuyendo la temperatura gradualmente durante la última semana antes de la cosecha, teniendo cuidado en no bajar de los 17 grados.

 Ventilación y marihuana

¿Sabías que la marihuana consume CO2 durante el periodo diurno y O2 durante el nocturno? Un ambiente mal ventilado impedirá “respirar” bien a nuestras plantas, ya que les faltará CO2 durante el día y oxígeno durante la noche (cuando liberan CO2). La mejora del clima, es por lo tanto la primera razón por la que debemos cuidar el factor ventilación en el cultivo de marihuana.

Ventilación y temperatura están estrictamente vinculados en el cultivo de marihuana,  ya que es importante para expulsar el calor de las bombillas y evitar altas tasas de humedad, especialmente cuando las plantas son grandes y están en floración. La humedad puede provocar problemas de hongos, por lo tanto debemos vigilar que no supere el 70% durante la fase de crecimiento y el 50% durante la floración.

¿Qué necesitamos para que la ventilación esté controlada?  Extractores de aire, ventiladores que muevan el aire e intractores de aire, son tres de los elementos básicos que nunca pueden faltar en nuestro cultivo de interior. Vamos a analizar qué función cumple cada uno de ellos y por qué se deberían convertir en nuestros aliados.

Los extractores de aire se necesitan básicamente para renovar el aire viciado. Pero no todos sirven, ya que  a la hora de elegir uno debemos tener en cuenta varios factores como el tamaño del cultivo y la potencia lumínica. Cuanto más alta sea la potencia lumínica, más potente deberá ser el extractor.

Los intractores se utilizan  para mejorar el clima, ya que traen aire fresco desde el exterior o desde otra habitación y limitan la presión del aire. Un intractor nunca puede ser más potente que un extractor, si no el extractor pierde su eficacia. Cuando nuestra cosecha es pequeña, no es obligatorio utilizar un intractor, aunque sí que es aconsejable.

Los ventiladores de aire son para nuestras plantas como el viento natural y se complementan con los extractores. Reducen la humedad, y por lo tanto disminuyen en riesgo de hongos y enfermedades, remueven el aire favoreciendo el intercambio de gases y refuerzan las ramas y tallos de las plantas preparándolas para el momento de la floración. Pero ojo, la potencia y el tamaño del ventilador deben ser acordes al tamaño de la plantas para evitar riesgos de deshidratación.

Ciclos de ventilación

El grado de ventilación en un cultivo de marihuana, varia en función de las diferentes fases del mismo durante el día y durante todo su ciclo hasta la floración. Por ejemplo, cuando la bombilla del cultivo esté encendida es imprescindible que toda la ventilación esté funcionando con la potencia suficiente para garantizar un buen clima.

Sin embargo, cuando la bombilla está apagada durante la noche, ya no será necesario sacar tanto aire ya que la temperatura no será tan elevada ni la respiración de la planta necesitará tanta ventilación. Se puede disminuir la fuerza del extractor o utilizar un temporizador para regular los intervalos de ventilación. Lo único que nunca debería hacerse es parar completamente la ventilación durante varias horas, las plantas necesitan siempre un mínimo de renovación de aire para poder respirar.

Cuando hay que tener especial cuidado es al final de la floración, que es cuando la humedad es mucho más alta y una ventilación escasa incrementará el riesgo de moho poniendo en peligro nuestra cosecha. En este último ciclo de cultivo entonces, es aconsejable dejar funcionando la ventilación 24 horas.

Además de factores como una buena ventilación y temperatura, recuerda que para un cultivo más sano y más productivo, el uso de ozonificadores es otro elemento clave ya que el ozono, además de tener un gran poder desodorizante, es un potente bactericida, fungicida y virulicida capaz de destruir con gran rapidez estreptococos, estafilococos, colibacilos, etc., así como las más enérgicas toxinas difterianas y tetánicas.

Por eso desde Indizono, porque apostamos por un cultivo más sano y productivo, hemos patentado un sistema de generación de ozono fabricando unos ozonificadores que producen ozono en conductos de aire a través de placas de electrodos de cerámica, permitiendo así que la cantidad de ozono producida sea igual o superior a los actuales ozonificadores por lámparas.

¿Y tú cómo gestionas ventilación y temperatura en cultivos de marihuana? ¿Tienes un cultivo de marihuana y quieres compartir tu experiencia con nuestra comunidad? ¿O acabas de empezar y necesitas asesoramiento? ¡Esperamos tus comentarios!

2 Comentarios hasta ahora

Cultivo de marihuana: 7 errores típicos a evitar para una buena cosechaPublicado el8:49 am - Ago 30, 2016

[…] Entre  preocuparnos por los valores de PH, el sustrato y los abonos, la intensidad de la luz y la ventilación adecuada,  podemos olvidarnos facilmente de los conceptos básicos necesarios que, al fin y al cabo, no […]

Problemas en el cultivo de marihuana, los más frecuentesPublicado el10:22 am - Sep 9, 2016

[…] Solución: si se trata de un cultivo de exterior, pon las plantas en un lugar en el que esté expuesta a más horas de sol. Si cultivas en interior, opta por cambiar la iluminación para que sea mejor y más potente, siempre y cuando puedas tener bajo control la temperatura. […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×

¡Hola!

Nuestro horario de atención por WhatsApp es de lunes a viernes de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00. Fuera de ese horario, puedes dejarnos un mensaje o si lo deseas puedes enviarnos un email a hola@indizono.es

×