Uso del O3, eliminación y control de plagas con ozono

Uso del O3, eliminación y control de plagas con ozono

El ozono es un gas desconocido del que mucha gente solo ha escuchado hablar de él por el agujero de ozono en la atmósfera. Sin embargo, el ozono es mucho más que un agujero, se trata de un gas que lleva años usándose en diferentes campos y sectores gracias a sus ventajas y distintas aplicaciones, como por ejemplo en el control de plagas con ozono.

Por poner unos ejemplos sobre los usos de este gas es que se utiliza tanto en la medicina, agricultura, alimentación, como en la eliminación y limpieza de aguas residuales. Las aplicaciones y usos industriales del ozono u ozono enriquecido como también se le conoce son los siguientes:

  • Propiedades antisépticas y desodorizantes que permite su uso para erradicar olores en cultivos y estancias cerradas.
  • Efecto curativo y cicatrizante por lo que es usado en medicina. Los tratamientos que se hacen con ozono se llaman ozonoterapia.
  • Agente bloqueante de aceites, textiles y ceras por lo que se usa en entornos industriales para limpieza de tuberías y entornos industriales.
  • Se usa en el sector del vino, en alimentación, en sanidad (para eliminar virus y agentes nocivos).
  • Gestión y erradicación de todo tipo de sustancias presentes en el aire y en el agua. Por ello, se usa para tratamientos y depuración del aire, del agua, del control de aguas residuales y para entornos de agua potable y salinización como piscinas y depuradoras.
  • Alto poder desinfectante. De hecho, es el oxidante más limpio y el agente desinfectante más poderoso de la naturaleza por sus propiedades oxidativas y la capacidad de destruir partículas y agentes nocivos para la salud como virus y gérmenes.

Control de plagas con ozono

Como hemos visto el ozono se viene usando en todo tipo de sectores industriales como la sanidad, alimentación, medio ambiente y por supuesto, la agricultura. Todo lo que tenga que ver con tratamientos de erradicación de partículas y sustancias es bienvenido el uso de este gas.

Esto es debido a que el ozono contiene una molécula más que el oxígeno normal u O2. Al tener una molécula más obtiene una alta capacidad oxidativa. Esto hace que al estar en contacto con cualquier agente o patógeno sea una bacteria, virus o germen directamente los elimina. Y lo bueno es que al hacerlo no contamina en el proceso.

Actuar de forma tan eficaz contra los virus y bacterias es la razón principal de que este gas sea usado en el sector de la agricultura y no sólo en la ecológica. También en la tradicional ya que el ozono ayuda a actuar preventivamente sobre los cultivos al eliminar los patógenos presentes en el cultivo.

Para ello se usan aparatos como los ozonificadores que expulsan el ozono en el aire a través de unas tuberías. Estos aparatos generan el ozono de f0rma artificial que luego se traslada al cultivo mediante regadío o por el aire si el cultivo está en un invernadero o recinto cerrado.

Una clara prueba de que el ozono es capaz de desinfectar bien sea una cosecha o suelo es que la FDA, es decir, la entidad americana reguladora de alimentos y medicamentos afirma que el ozono elimina de facto el 99,9992 % de los agentes si se insufla en agua.

Por supuesto, si los médicos lo usan como alternativa en tratamientos y dolor por algo será.

Ventajas del ozono en cultivos y cosechas

Todo lo anterior está muy bien, pero de poco vale eliminar las partículas y agentes sino se tienen en cuenta varias cosas. Lo primero es que el ozono debe ser tratado en las cosechas mediante agua o aire directamente en las mismas para eliminar estos virus. Y lo segundo es que aunque sea una alternativa real a los pesticidas hay que saber usarlo bien.

Decimos esto ya que hay varias formas de tratamiento y uso del gas para cosechas y cultivos. Por ejemplo, se puede usar de tres formas diferentes.

  1. Uso gaseoso para fumigar el suelo directamente.
  2. Mediante tuberías en forma de regadío que vaya directamente a las plantas.
  3. Presencia del ozono en el aire o en el agua. Lo ideal es en entornos cerrados ya que el gas tiene mayor capacidad de eliminar los gérmenes y patógenos en lugares cerrados.

Pero es que además de estos tratamientos el ozono permite la eliminación del olor en los cultivos. Un claro ejemplo es en cultivos excesivamente olorosos como los pimientos de Padrón. Estas plantas huelen mucho y desprenden un olor que aunque no es molesto como el tabaco es conveniente controlar para tener un ambiente y entorno saludable y respirable.

El ozono también se puede usar en lugares donde el olor es insoportable, por ejemplo, en lugares donde hay mucho aceite como cocinas, restaurantes, despensas, recintos donde fuma mucha gente o incluso en asociaciones y clubes donde está permitido fumar.

Y es que además de actuar como agente protector y virulicida contra gérmenes y patógenos este gas elimina las sustancias de forma que no contamina. Por si esto fuera poco también erradica los olores en el proceso de forma que deja los lugares asépticos y aptos para uso medicinal y sanitario.

Es ideal no sólo para instalaciones de cultivo, agricultura y estancias industriales también para la desinfección aséptica en entornos donde es de suma importancia la higiene como quirófanos. Profesionales como los bomberos también usan el gas para limpiar sus ropas y equipos de trabajo

Aunque todos estos usos son mayoritariamente industriales también se usa en entornos domésticos y profesionales como la agricultura, alimentación, cultivos de pequeña escala gracias a sus propiedades asépticas que lo hacen el aliado perfecto para los agricultores.

Su aplicación es apta no sólo para pequeños animales y plagas como gusanos, chinches y nematodos, sino también para patógenos más peligrosos como virus, hongos, priones y bacterias de todo tipo. Además, en el caso de las alimañas e insectos el gas evita la eclosión de los huevos y larvas al actuar directamente y llegar a todas las zonas de la planta si se hace una buena irrigación.

En definitiva, el ozono tiene grandes ventajas y beneficios para el ser humano. Para su uso en huertas, cosechas y sector ecológico lo ideal es el uso de ozonificadores, unos aparatos capaces de producir ozono en el aire y actuar como desinfectante y tener un efecto anti hongos y bacterias en nuestros cultivos.

Esperemos que os haya gustado este artículo y en caso de que queráis seguir informados sobre el apasionante mundo del ozono os recomendamos que visitéis nuestro blog. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies