Consejos para mejorar tu cosecha: ¿cómo cultivar marihuana en interior?

Consejos para mejorar tu cosecha: ¿cómo cultivar marihuana en interior?

La marihuana es un tipo de planta que causa un interés especial por sus beneficios terapéuticos y que mucha gente usa como método lúdico y de diversión. Mucho se ha hablado y todavía se debate en el caso de la marihuana, en la actualidad existen bastantes estudios que afirman que tiene múltiples beneficios para nuestro organismo. Ventajas al margen lo cierto es que la marihuana atrae la atención de mucha gente, en especial, la de los jóvenes y es que cada vez más la gente joven intenta cultivar marihuana en interior.

¿Por qué la marihuana es tan delicada?

Para intentar comprender la vida de la planta y mejorar tu cosecha vamos a hablar de cómo cultivar marihuana en interior. Lo primero que tienes que saber es que la marihuana es un tipo de planta muy sensible y con unas necesidades muy particulares. En el mercado hay multitud de variedades y especies. Por ello, es necesario que conozcas a la perfección la variedad que vas a cultivar ya que no todas las plantas de marihuana son iguales y cada especie necesita unos cuidados diferentes. Un claro ejemplo es que algunas de ellas responden mejor a un tipo de luz y lámparas que otras. Las índicas suelen ser una de las mejores variedades de marihuana para cultivar en interiores. En cambio, la variedad sativa es una de las peores ya que tienen una floración muy larga y necesitan mucho tiempo de exposición.

Consejos para cultivar marihuana en interior

Una cosa a tener en cuenta es que el cultivo de marihuana en interior, en especial, en invernaderos permite controlar todos los parámetros externos y mejora cualquier cosecha. Un invernadero permite un trato personalizado con nuestra planta ya que la provee de todas sus necesidades (que son muchas y exigentes), por ejemplo, la cantidad de luz, agua, calefacción e incluso la eliminación de olores y desodorización.

En anteriores post os hemos contado las razones por las que un invernadero es un método seguro y eficiente a la hora de mejorar los resultados de cualquier cosecha, en especial, las de marihuana. En resumen, son las siguientes:

  • Sistema de rotación, permite cultivar los productos de forma ordenada.
  • Mantenimiento eficaz de las plantas; gracias a los invernaderos es más fácil limpiar, regar, calcular las horas de luz y verificar que todo está en orden y en perfecto estado.
  • Control preventivo. Un invernadero forma una barrera con el exterior y aísla los cultivos, de esta forma, se evitan las plagas y las enfermedades se reducen.
  • Riego adecuado y optimización de los recursos. El invernadero permite calcular la cantidad de agua y luz necesaria para cada cosecha.
  • Correcta luminosidad y temperatura. La luz es uno de los factores más importantes a tener en cuenta cuando se realiza un cultivo de marihuana en interiores. Gracias a los invernaderos es posible determinar la cantidad necesaria de cada planta y mejorar nuestra cosecha.

Optimizar la producción de marihuana es uno de los aspectos más difíciles e interesantes a la hora de cultivos de marihuana en interiores. Todos los cultivadores quieren tener cosechas abundantes y que den pocos problemas, para ello hay que evitar errores básicos y dejarse aconsejar por los expertos. En este artículo te vamos a contar los factores básicos y los mejores consejos para mejorar tu cosecha de interior. ¡Presta atención!

  1. Controla el agua y los nutrientes; recuerda que la preparación de un buen sustrato es primordial para que las raíces se instalen cómodamente y aprovechen el espacio al máximo. De esta forma, absorben el agua y los nutrientes de forma más rápida. No uses tierra con arcilla y compacta, las plantas de marihuana necesitan libertad de movimientos, por ello, la tierra aireada y esponjosa es la que mejor se adapta a sus necesidades.
  2. Lo segundo es elegir bien las semillas y el sustrato. La elección de un tipo de semillas o sustrato va a determinar la cantidad de agua y otros elementos. Nuestro consejo es que leas las instrucciones de la semilla y en caso de duda, consulta con tu proveedor de semillas. Seguro que él te puede proporcionar todos los datos técnicos para que el sustrato no se seque y tus plantas crezcan sanas y salvas.
  3. Otra clave importante es el uso adecuado de abonos y nutrientes. Las plantas de marihuana producirán una cosecha mínima si carecen de los nutrientes necesarios para su crecimiento. Un consejo de los expertos es el uso de abonos tipo en polvo como el humus de lombriz, o el guano de murciélago. Ambos abonos permiten que nuestras plantas produzcan una cosecha superior y de calidad. Si les aportas la cantidad exacta de nutrientes sólo tendrás que prestar atención especial a la luz y el agua.
  4. Controlar el pH y el Ec del agua. De poco valdrá que le demos a nuestras plantas los mejores nutrientes y abonos si estas no son capaces de absorberlos de forma correcta. Para que esto no sucede es necesario revisar el pH y la Ec del agua. En el mercado hay muchos sistemas y métodos para regular estos factores, sin embargo, un sistema eficaz y muy barato es comprar un filtro de osmosis inversa que limpia el agua de todo tipo de impurezas y garantiza un pH y Ec adecuados a nuestra cosecha.
  5. Cuidado correcto del suelo y la superficie. La planta necesita espacio para crecer, el suelo es el medio en el que crece y su estado debe ser el mejor posible. Si tienes que invertir dinero, hazlo en este apartado. Ten en cuenta que el cultivo de marihuana en interiores es muy delicado y una forma eficaz de evitar problemas es cuidar el suelo.
  6. Aprende a distinguir las fases de crecimiento de la planta: crecimiento, florecimiento, engorde y maduración. Para ello, lee manuales y estudia el comportamiento de tus plantas, te aseguramos que a poco que hagas la cosecha te saldrá bien. Recuerda que el invernadero evita muchos problemas.
  7. Por último, un buen ambiente es necesario para maximizar nuestra cosecha. Esto implica el control de varios aspectos como el agua, la ventilación y la temperatura. Por ejemplo, para mejorar la ventilación es fundamental contar con equipos especiales como los ozonificadores, que producen gas ozono en conductos de aire y ayudan como sistema desinfectante, fungicida y desodorante al eliminar gérmenes y bacterias mediante la limpieza del aire de nuestros cultivos.

¿Y tú estás de acuerdo con nuestros consejos? ¿Quieres saber más sobre el tema? Pues no dejes de leer nuestro blog, en él tenemos todas las noticias sobre cultivos y cosechas de marihuana y todo lo que necesitas saber sobre ozonificadores e invernaderos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies